10 de abril de 2006

Declaración de principios

Vivimos en un mundo loco. No hace falta jurarlo. Movemos guerras por petróleo, destruimos el medio ambiente, fabricamos armas para que unos semejantes se maten, dejamos que millones de personas se mueran de hambre, toleramos que se ridiculice, humille, golpee y mate a una mujer por cualquier motivo absurdo; no nos importa que las creencias religiosas se conviertan en miles de cadáveres y permitimos que el destino del mundo lo decida el dinero. Nadie se preocupa de los problemas del vecino y se practica aquello de que ojos que no ven, corazón que no siente. Debido a esto, Belsierre quiere desmarcarse de estas y otras conductas y hacer pública su Declaración de principios: Punto 1: Belsierre se declara un individuo ajeno a la raza humana, de carácter progresista y pacifista. Y no realiza discriminaciones por sexo, etnia, religión, orientación sexual, poder adquisitivo, manera de pensar o condición social. Punto 2: Belsierre invierte su dinero en la medida de lo posible sólo en productos y servicios que garanticen la dignidad de las personas que los manufacturan y su salario digno, y que respeten el medio ambiente. Punto 3: Belsierre se declara habitante del mundo y no reconoce soberanías, estados, fronteras ni gobernantes. Punto 4: Belsierre se compromete a luchar en la medida de sus posibilidades contra todos los abusos, explotaciones, injusticias, demagogias, desigualdades y demás violaciones de los derechos humanos en todo el planeta. Punto 5: Belsierre se compromete a fomentar la inteligencia, la cultura y el pensamiento racional en contra de la estupidez y la superficialidad. Punto 6: Belsierre respeta el derecho de todas las personas a la vida, a la libertad de expresión, a la libertad de pensamiento, a la libertad de religión y de ideología política, a la educación y a la sanidad, a la libertad de residencia y demás libertades recogidas en la declaración universal de los derechos humanos.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Y Belsierre quiere robar WiFis a los vecinos :D

lara dijo...

Sería un mundo féliz si todos lucháramos por lo mismo.

fumau dijo...

Me ha gustado esto del manifiesto, permíteme escribirte una frase de Martin Luther King:
El hombre nació en la barbarie, cuando matar a su semejante era una condición normal de la existencia. Se le otorgo una conciencia. Y ahora ha llegado el día en que la violencia hacia otro ser humano debe volverse tan aborrecible como comer la carne de otro.